Gestión de Proyectos: ¿El enfoque predictivo ha muerto? ¿Larga vida a Agile?

Gestión de Proyectos: ¿El enfoque predictivo ha muerto? ¿Larga vida a Agile?

Recientemente leí el post “What Exactly Is Agile? A Definition of Agile Project Management y me dio por fin las pistas sobre cuáles son las pistas sobre lo que es gestión ágil y lo que es gestión con enfoque predictivo. Las cuatro características diferenciales las deducía de las características del Agile Manifiesto.  A continuación voy desgranando lo que “realmente Agile es”:

Los enfoques Agile son flexibles, adaptativos, integrados en un contexto cambiante; el predictivo es una estatua de sal (que se quedó así por hacer un cambio en el plan)

“Agile is iterative, meaning that it is done in pieces (sprints), with each sprint building and improving off the lessons learned from the previous sprint.”

Claramente es una diferencia respecto a los enfoques predictivos, rígidos, que lo que definen tras un gran esfuerzo en su plan, ya no lo cambian y si lo hacen, se autoimponen penitencias. Es una diferencia respecto a los enfoques predictivos que son tan poco flexibles que ni se les ocurre definir fases de proyecto (diseño preliminar, diseño avanzado, prototipo 1, prototipo 2, preserie,…) por no pecar al tener que cambiar el plan de proyecto escrito sobre las tablas de Moisés. Por no ocurrírseles, a los predictivos ni se les ocurre hacer enfoques ágiles en esas fases previas. ¡Cómo son estos predictivos!

Los enfoques Agile son una filosofía de vida, el enfoque predictivo son tablas de la ley de obligado cumplimiento

“Agile is an approach and a mindset. It’s not a textbook, or a list of instructions, or a certification. In fact, trying to turn Agile methodology into a black and white template goes against everything that Agile is. It would be like trying to give someone a detailed, step-by-step plan on how to be “cool,” or play jazz “

Nuevamente veo diferencias claras con los enfoques predictivos. La dirección predictiva ni tiene enfoque ni tiene un estado mental propio, de hecho se hace casi mecánicamente, casi sin pensar porque los procesos son tan importantes que prácticamente un robot podría gestionar un proyecto predictivo. Por ellos los enfoques predictivos necesitan procedimientos y plantillas claras de las que no salirse no vaya a ser que se vuelvan un poco hippies y les acusen de copiar a los ágiles. Es una ventaja del enfoque predictivo, que las personas no tienen que pensar…

 

El mundo predictivo es autista, no se comunica; el agile es una fiesta de la comunicación

Agile project management is all about efficient communication over documentation, or convoluted email chains, or excessive meetings. According to the 12 principles behind the Agile Manifesto: “The most efficient and effective method of conveying information to and within a development team is face-to-face conversation.”

Una de las cosas que más me llama la atención cuando participo en un proyecto con enfoque predictivo es el silencio que hay. El Project manager no habla con su equipo ni con el patrocinador ni mucho menos con los interesados. Debe ser porque es una pérdida de tiempo. Las relaciones son frías y distantes, todas por gestos, miradas y, cuando hay ya confianza, emails. Seguro que los que gestionáis proyectos con enfoque predictivo habéis notado esta frialdad que contrasta tanto con la alegría, comunicación fluida, debates,… que surgen en los proyectos con enfoque ágil. Efectivamente… debe ser más divertido ser ágil.

Un proyecto predictivo no entregan nada útil (y encima lo hace tarde), los ágiles sí (y pronto).

Agile is all about producing tangible, working results after each iteration. This is an important one. According to the 12 principles, “Working software is the primary measure of progress.” To compare Agile to the editorial process—you deliver a rough draft, then revise based on your editor’s suggestions. You’re not delivering the entire piece all at once on the day it goes to press.

Esta es una de las características que diferencia de forma más clara a los proyectos ágiles y los predictivos… Éstos últimos no producen resultados tangibles hasta el final del proyecto, mantienen al cliente y patrocinadores sin nada que jugar durante todo el proyecto. Todo ello tiene que ver con que se encierran en su bunker y trabajan y trabajan hasta tener algo perfecto, listo, inmaculado,… aunque luego no guste a nadie. No me extraña que los clientes de proyectos gestionados de forma predictiva tengan tan poco éxito. Todo el proyecto sin entregar al cliente ni un plano, ni un diseño conceptual, ni una demo, ni un prototipo,… que el cliente pueda llevarse a la boca…

Enfoque predictivo / PMBOK o adaptativos /Ágiles : Una anécdota en twitter

 

Predictivo, Agile, Daniel Echeverria

Predictivo, Agile, Daniel Echeverria

¿Cuántos dientes de sierra hacen que pasemos de predictivo a agile? ¿3,4,5,6,7,…?

Todo ello me recuerda que hace unas semanas publiqué en linkedin el post “El Futuro es de los Project managers… pero qué se espera de ellos?”

Un agilista (integrista o radical, diría yo) me contestó en twitter “Pues en mi mundo están desapareciendo como dinosaurios”.

Le respondí: “Claro, y en vez de Project managers surgen ángeles azules alados que se elevan en el cielo”.

Contrariado pero respondió: “¿Qué quieres decir con eso??;

“¡Que nos dejemos de fijar en cómo llamamos a las personas o cosas y nos dediquemos a gestionar proyectos”, le respondí.

No me volvió a contestar…

 

Música Predictiva o Ágil

 

Shostakovich, Mozart, Duke Ellington, Michael Nyman, Bill Dixon,… son todos directores de orquesta y todos ellos componen y dirigen música; y todos ellos nos hacen vibrar y que la música crezca. Unos de ellos utilizan partituras más definidas, otros improvisan sobre la base de una partitura y otros improvisan completamente. Y todos buscan fórmulas híbridas para enriquecerse (¡Sacrilegio!). Pero, ¿Podemos descartarlos como compositores y directores de orquesta? Creo que no.

De igual manera Project managers, líder de proyecto, scrum manager, scrum masters, agile practicioners, lean Project managers, design thinkers,…y cualquiera que sea el nombre que es os ocurra poneros, dirigís proyectos, os adaptáis a las necesidades de la partitura y de los intereses del público y podéis hacerlo muy bien o muy mal, independientemente del enfoque seleccionado.

Pues eso…  Tenemos problemas, retos, proyectos por delante y los resolveremos utilizando el enfoque y herramientas más adecuados a cada caso y no aplicando filosofías integristas o de moda (os animo a leer este post que escribí al respecto). En la mezcla está el crecimiento. En este sentido, veo leo artículos más equilibrados, más justos como éste de Waterfall versus Agile.

 

Si quieres saber más de PMBOK, AGILE,… te ofrecemos el mejor material en español:

A tu disposición¡

Daniel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *